Rinocerontes eran los de Antes

Evolution

sábado, octubre 21, 2006

Mr. Bean por un Día y otras cuestiones menores


Ya hace más de un año que empecé a escribir cosas por aquí. El mes que viene cumplo años en mi vida 3D y en el trabajo me obligan a que lleve masas para festejarlos(a ellos). A mi no me pesa llevarles masas a mis compañeros. Se quedan tranquilos por un tiempo y en apariencia toman el aspecto de que me quieren.

Mis otros compañeros son ustedes, los que me leen aquí, a quienes no conozco en algún caso porque pasan y no dejan mensajes y en otros casos se ha producido un intercambio que ha generado en mi un sentimiento que se asemeja en mucho a la amistad y puedo decir que quizás los conozco mejor que a personas con las que tengo contacto directo. No me disgustaría nada que me obligaran a pagarles unas masas o tomar unas copas. Pero creo que más o menos todos tenemos alguna especie de necesidad de permanecer ocultos, abstractos, anónimos e intocables. No se bien por qué.

*****

Desde hace un tiempo, y siempre que lo recuerdo, vivo cada momento como si fuera el último. Trato de no guardarme nada. Hacer cosas que no hice antes, expresarle algo que sienta a alguien, etc. Me da por hacer cosas buenas para los demás y una vez que empecé con eso no he podido parar. También cometí una grave excepción. No todo es perfecto y la verdad, me pesa mucho.
Entonces este año me entusiasme para correr con algunos compañeros de trabajo los diez kilómetros de nike. Estoy entrenando mi resistencia porque llevo años sin ejercer ninguna defensa ante los procesos de oxidación muscular. Tengo mucha fe en que voy a poder llegar a la meta en poco más de una hora. Me estoy fortaleciendo. A lo mejor me toca correr medio cerca de alguno de ustedes y no nos conocemos.
Carmelo el caymán, un compañero de despacho, me ofrece consejos para encarar la travesía, me dijo de comprar championes adecuados para correr. Eso me produjo un tajo de dos mil pesos en mi economía. Championes son zapatillas, y por si vuelve el lector de Latvia son "тапочки".

*****

Hace un tiempo un par de amigos visitantes me pidieron que volviera a escribir crónicas de mi estadía en Paraguay. Había olvidado esa etapa, sin embargo esa petición me trajo un manantial infinito de recuerdos. Y solamente estuve allí tres meses. Y me sorprende que puedo escribir una crónica de que me topé con una hormiga o que un gorrión se chocó contra nuestro auto y nos quedó mirando con sorpresa luego de rodar por el capot. Y casi no puedo escribir nada interesante de mi vida aquí en Montevideo. La diferencia es que lejos, estaba más alerta. Todo era nuevo. Mis sentidos estaban más agudos. Y como siempre digo, la única diferencia es la actitud.

*****

Desde que escribo aquí, por el estilo en que lo hago, siento permanentemente que estoy caminando por la cornisa del ridículo, a punto de caer al vacío. Podría decir que no me importa, pero la sola mención y analisis del caso lo contradeciría. Reconozco poner un relativo cuidado al apretar el botoncito "PUBLICAR ENTRADA". Muchas veces mi mente duda y cuando mi mente despeja la duda, duda mi dedo indice sobre el botón izquierdo del ratón. Finalmente una voz dice "Si!", "Adelante", etc. Entonces ustedes pueden leer estas cosas. Antes eran pelotas de papel surcando el eter hacia la papelera.

*****

Ayer,Viernes, fue un día con momentos de ridículo y comedia. Voy bajando la escalera hacia el comedor a unos cuatro metros de Grisell y Marianael, el comedor con sus largas mesas atestadas de gente. Como últimamente estoy comiendo poco me sobra comida y se me va acumulando en la heladera que tenemos en la cocina del piso. El viernes además de mi ración de comida preparada para el día tenía un potecito con ensalada de repollo con abundante mayonesa que había comprado el domingo anterior. Decidí aprovecharla y bajé con dos tupper y el potecito encima. Para entrar al comedor hay que marcar tarjeta así que, con una mano ocupada por ella, se me habían achicado bastante los margenes de seguridad en el transporte de mis alimentos. Entonces voy bajando la escalera y noto que el pote de ensalada daba pequeños cabeceos y yo acomodaba mi brazo izquierdo cargado con los tuppers para que cabeceara hacia el lado de la estabilidad. En eso se abre la puerta del ascensor a mi derecha, a unos tres metros y sale de él rumbo al comedor Tatiana, la mujer de Zacarías, con paso firme y veloz. Me distraigo en mi labor estabilizante de potes, este vuela y cae sobre el piso monolítico, estallando como una Napalm de mayonesa. Unos dos o tres metros cuadrados de repollo pegoteado por el suelo y pinceladas de mayonesa por doquier. Ante la desgracia, la mirada a través de la puerta de vidrio de dos docenas de encéfalos semiconocidos y risueños. El abandono rápido de Marianel, Grisell y Tatiana, quien no solo no detuvo su marcha firme sino que en medio de mi perplejidad me espetó alguna frase alusoria al hecho que no me fue posible decodificar y que alimentó con creces mi sensación de ridículo. Marianael también se encargó de intensificar su marcha y vociferar para que todos fueran testigos de mi torpeza. Así que traspongo el umbral soporto las miradas tratando de aferrarme a la poca dignidad que me quedaba en pie y voy a buscar un trapo de piso para limpiar el desastre. Me topo con uno que estaba debajo del lavavajillas, lo tomo sin pensar y me vuelvo rumbo al lugar de los hechos. Aparentemente estaba muy mojado porque escucho unos gritos de tremenda estridencia proferidos por Tatiana porque le estaba mojando las piernas mientras pasaba o sacudia el trapo (realmente ignoro que demonios estaba haciendo en ese momento porque estaba apoderado por el pánico). Lo que si recuerdo es que otra vez, alertados por los gritos de alarma tenía a las docenas de encéfalos mirandome al unísono. Fue lapidario. Era decir algo ocurrente o irse corriendo, pasar por personal, renunciar y no volver jamás por ahí. Entonces pregunté si alguien más quería que lo mojara con el trapo, los encéfalos comprendieron que su mirada cuestionadora me alteraba y volvieron a girar hacia sus platos para seguir comiendo en silencio. Limpié como pude el estallido de salsa. Y luego me senté a comer en la mesa llena de mujeres (para peor) tratando de disimular más que nunca la taquicardia y con mi mejor cara de que aquí no había sucedido nada.
Entonces comenté que en realidad la ensalada era del domingo, que yo ya la había mirado con desconfianza y que Tatiana sorprendiendome al salir intempestivamente del ascensor provocando mi distracción, en realidad me había hecho un favor. "Por algo pasan las cosas..." sentencié, ante la admiración de las comensales por el modo en que superé el momento.
Pero no terminaron ahí mis desgracias.Tatiana me dijo que una de las comensales era la contadora que recibía y aceptaba las facturas de gastos que realizamos trabajando para la empresa, ante lo cual la contadora preguntó en broma que que comí en Paraguay porque las facturas decían todas "consumición" y que le daba curiosidad. Cuando le empiezo a explicar las virtudes de la cocina paraguaya y los platos que comía con más frecuencia quizo el destino que se me adhiriera a alguno de mis conductos respiratorios una partícula de pan rallado de la milanesa y le tuve que hacer una seña de que no podía seguir hablando. Comence a toser y esto pareció deleitar a mis compañeras de mesa. La contadora se levantó y me dijo que no le explicara más, que debía irse y creo que se fue con la idea de que había facturas de "consumición", que no eran precisamente de consumisión de alimentos. Por suerte Tatiana se apiadó y me pegó una palmada en la espalda y la tos me abandonó. Pero el daño ya estaba hecho.

*****

Y hace unos días, andaba manipulando unas planillas excel intermibables y se me ocurrió ir al baño. Unos segundos antes Carmelo el caymán, también tuvo la misma determinación y salió para el baño. Yo iba unos metros detrás suyo. Nos cruzamos con Voltaire, una de las jerarquías del piso, que tomaba agua del abrevadero. El Caymán y yo ocupamos los dos cubículos existentes en el baño para hacer nuestras respectivas necesidades , y Voltaire entró explosivamente al baño, con pocos segundos de diferencia con nosotros, reclamando por nuestra actitud de venir juntos al gabinete higiénico. Protestó con vehemencia sobre ese hecho y realizó, gritando a los cuatro vientos, la pregunta retórica de que si ahora él tendría que orinar en la pileta porque a nosotros se nos ocurría ir a realizar esa tarea en yunta. Yo que realizaba la micción en silencio separado por una pared de Carmelo el caymán que hacía lo propio le expresé que sí, que en realidad era un grato momento para realizarlo en conjunto, que era una forma de compañerismo y comunión y que era algo que a mi parecer debía fomentarse porque era muy positivo para el grupo. El Cayman se rió entre dientes. Voltaire dejó de protestar. Se hizo un silencio de interminables varios segundos. Mientras nos lavabamos las manos, Voltaire, entregado a la reflexión y con el infinito apelotonado en la mirada va y me dice:
-Sabés que tenés razón? De este modo el mundo sería menos violento.
Imposible agregar nada a un comentario tan perfecto. Me volví a las planillas excel de inmediato.

30 Comentarios:

A la/s 21 octubre, 2006 20:36, Anonymous Gabriel dijo...

Me pasa lo mismo, antes de apretar "publicar" releo y dudo.
Después de apretar tengo que entrar a "editar" para corregir errores ortográficos, buscar desesperadamente sinónimos para las palabras repetidas, deseando que nadie entre por esos segundos.

Muy bueno todo, Mr Bean.

 
A la/s 22 octubre, 2006 17:52, Blogger Robertö dijo...

Gracias Gabriel. Justamente hoy, en un día que gozo de una resaca intensa y masiva, entré con la intención de comentar el post y criticarme. Me iba a putear todo e iba a poner en duda la continuidad del blog. Después lo leí y no me pareció tan malo. Además Irina me puso mucha presión con su comentario en el post pasado.

Otra cosa positiva es que hoy picó un internauta Lithuano. Voy a empezar a traducir los posts completos al ruso.

 
A la/s 22 octubre, 2006 18:17, Blogger Robertö dijo...

Tenía la duda si era Bin o Bean, y ando medio vago, más preocupado del contenido que de la forma. Así que lo corregí.

Pero hoy me miré al espejo y tenía los ojos hinchados por la ingestión excesiva de whisky. Parecía Homero Simpson. Me dio por pensar que tengo que pensar un poquito más en la forma.

Y el contenido. Tengo que pedir un donante de hígado.

 
A la/s 22 octubre, 2006 18:25, Blogger Robertö dijo...

Picó otro de San Petesburgo

 
A la/s 22 octubre, 2006 19:08, Blogger Irina dijo...

1) qué ominoso es su trabajo!
*********

2)No estaré en el alambrado para verlo llegar, pero le deseo suerte y resistencia.

*************

4)"... una piedra es el útero de un fósil
la evolución final de una caverna
el grito del naúfrago infinito
lanzado al vacío del planeta"
Lamentablemente, no recuerdo al autor, pero hagámosle los honores.

**********************

5) "limpié como pude el estallido de salsa"

de más.

*************
Téngalo como lema: importa más el cómo que el qué.

Salud y feliz cumple!
irina

 
A la/s 22 octubre, 2006 22:08, Anonymous nostalgia corredora dijo...

Me hiciste acordar cuando corría, antes de una lesión que tuve.
Mis circuitos más o menos eran tres. El primero era por la Playa Pocitos, por la arena, desde Trouville hasta Kibón, la subida es terrible, sobre todo el último repecho de pasto al lado del Banco Comercial, después bajás por arriba y volvés hasta Trouville.
El segundo era alrededor del parque de golf empezando en la bajada, como desde ese monumento donde hay un tipo con un pibe a caballo (creo) mirando a lo lejos la ciudad. Es terrible al final el repecho de Bulevar Artigas, llegaba agotado a las palmeras.
El tercero, que nunca hice, empieza en Punta Carretas y agarra por todo el pasto contra el mar, donde antes había canchas, lamentablemente eliminadas (creo que queda una) hasta los clubes de pesca, muchas subidas y bajadas abruptas, muchos pozos. Este recorrido es medio corto y horizontal y se puede hacer un par de veces. Y al volver a Punta Carretas podés entrar hasta el final de la punta que debe haber un lindo viento.

 
A la/s 22 octubre, 2006 22:24, Blogger Robertö dijo...

1)Shhh..están entre nosotros.
*****
2)Gracias.
*****
3)¿qué pasó con tres?
*****
4)Soy yo? (no se lo entendí bien)
*****
5)Si hubiera estado suficientmente cerca de la deflagración lo vería de otro modo.

*****
Para mi cumpleaños falta mucho, pero mis compañeros suelen hacer trabajos pacientes y sutiles.
*

Gracias por los comentarios.

 
A la/s 22 octubre, 2006 22:39, Blogger Robertö dijo...

Nostalgia: hace muchos años que no corro por esa zona, no tengo en la cabeza las posibles pendientes ni el comportamiento posible del viento. Voy a contar con algunas cuantas horas de entrenamiento, el espíritu y la mente más fortalecidas y el temor a no quedarme muy atrás de mis amigos. Esta última es una buena forma de transformar una desventaja en lo contrario, que es algo que me gusta mucho hacer en la vida.
Gracias por pasar.

 
A la/s 23 octubre, 2006 11:02, Blogger basilia dijo...

feliz cumple!
buen post it!!!

 
A la/s 23 octubre, 2006 12:53, Anonymous robertö dijo...

Muchas gracias. Bienvenida Basilia.

(!!!!!!!)

 
A la/s 23 octubre, 2006 13:31, Blogger goestobitburg dijo...

Roberto, me emocionaste con eso de las amistades y los compañeros que pasan por aquí y tu interés y agrado de invitarles unas posibles masas o copas. Te puedo decir que siempre pondré mucha antención cuando escuche a alguien hablar de hormigas o del Paraguay, así, de corresponder con ciertas palabras claves en común, invitarle una copa de sumo agrado. (No soy muy aficionado a las masitas).

 
A la/s 23 octubre, 2006 13:34, Blogger goestobitburg dijo...

Bueno, y hablando de ciertas paranoias con las formas, quiero decir que la invitación de la copa será de sumo agrado o con sumo agrado. Es decir, invitarle una copa de su agrado y con mi agrado de invitarla.

 
A la/s 23 octubre, 2006 13:43, Anonymous tomas dijo...

muy buen post.
salute

 
A la/s 23 octubre, 2006 14:27, Blogger Roberto dijo...

Avisá cuando cumplís años así me mandás las masitas.
Qué situación incómoda esa que no embocás ninguna, yo ya aprendí que me tengo que quedar callado, porque con las excusas siempre la embarro más. A lo sumo me tomo el pelo yo mismo.
Para el problema del nombre de Mr. Bean siempre es bueno recurrir a google, que te va a decir como se escribe.
Gran post. Yo ya aprendí que nunca debo dudar en poner el post, porque la comunidad bloggera nunca te trata de nabo. Simplemente no te lee, y ahí te podés dar cuenta más facilmente, como el blog de Tosquellas que está mas solo que el uno.

 
A la/s 23 octubre, 2006 15:31, Blogger Irina dijo...

4) creo que el naúfrago infinito es el ser(do) humano.
**********

5) Si yo hubiese estado cerca de la deflagración usted la contaría de otro modo.

**********

veo que así como están París y Nuevo París, hay roberto y nuevo roberto. En qué se parece nuevo roberto a roberto?

 
A la/s 23 octubre, 2006 16:11, Anonymous ceryle dijo...

Primero que nada muchos felices por los cumpleaños reales y virtuales.

Me divertí y emocioné con este post.

Tus compañeritas de trabajo son unas arpías. No puedo creer que ninguna te haya dado una mano con el trapo. ¿Son feministas por casualidad?

 
A la/s 23 octubre, 2006 19:32, Blogger Robertö dijo...

Goes:
A partir de antenoche estoy declarado en estado de catástrofe hepática. Cuando me recupere va a ser un gusto aceptar su invitación.

Tomás:
Gracias.

Roberto:
Gracias también. Yo coincido con Goes. Eso de comprar masas no es de hombres. Se estila en el trabajo nada más que para hacer daño.

Irina:
el punto 4) lo sigo sin entender (soy medio lento).
Si usted hubiera estado cerca de la deflagración me suena que habría sido más solidaria que mis compañeras de trabajo, hubiera hecho posible que mi espíritu se calmara, mi corazón abandonara el alboroto del momento y a lo mejor hubiera sido responsable del aborto del presente post antes de su génesis.

Ceryle:
Gracias.
Es la primera vez que se me emociona acá. Llore m'hija, que le va a hacer bien. (me tiene preocupado).

Si. Son arpías y me reconforta que lo haya notado alguien de afuera.

No, no creo que sean feministas. Son del tipo que son feministas cuando les conviene. En fin, los compañeros de trabajo son como la familia. Hay que adaptarse...

 
A la/s 24 octubre, 2006 10:27, Anonymous Anónimo dijo...

No son feministas, son uruguayas, haraganas, indiferentes.

 
A la/s 24 octubre, 2006 12:46, Blogger Robertö dijo...

trabajan...eso si. Son como abejitas laboriosas.

me preocupa que me anden confundiendo con el otro Roberto. Incluso estoy recibiendo presiones por la próxima portada del Robert Times.

 
A la/s 24 octubre, 2006 16:15, Anonymous Anónimo dijo...

No Robertö, mírelas bien, va a ver que HACEN como que trabajan. Si tuvieran genuino interés por lo que hacen, tendrían genuino interés en ayudarlo a Ud.

 
A la/s 24 octubre, 2006 21:19, Blogger Robertö dijo...

Bueno. Si algo tiene el mundo hoy es que nos induce a tener interés genuino en cosas pasajeras y nos induce a dejar pasar las cosas verdaderamente importantes. Supongo que a todos nos pasa en diferentes grados. Hoy cuando venía en el omnibus del trabajo veía que adelante una mujer cargaba a su niña en brazos. El conductor ni se molestó en pedirle un asiento, ya bastante hace con tener que cobrar boletos, manejar, dar el vuelto y estar alerta para que no pase una desgracia. Y a nadie se le ocurrió darle el asiento. Hasta que al final alguien por la mitad del omnibus tuvo la feliz idea de llamar a la señora. Al rato sube otra mujer con una criatura en brazos y sucedió lo mismo, a menos que luego de un rato de estar parada con el niño en brazos una muchacha le dió el asiento, para bajarse en la parada siguiente. Me pareció un síntoma feo.

 
A la/s 24 octubre, 2006 21:53, Anonymous Anónimo dijo...

Una vez mi esposa le pidió a la mujer que estaba adelante en la cola si podía dejarla pasar que estaba emabarazada y la tipa le dije que no, que ella estaba menopáusica. Acá la gente odia a las embarazadas y a las madres con hijos. Al día siguiente llegamos a Baires y todo el mundo la hacía pasar adelante en todos lados sin que pidiéramos nunca nada. El Uruguay solidario.

 
A la/s 25 octubre, 2006 15:01, Blogger krahd dijo...

Lo primero: feliz cumpleaños, señör.
Luego, como cuasi-ex-blogger que hace tiempo viajaba y escribía mucho y hoy ni lo uno ni lo otro, sino más bien todo lo contrario, algún post y devaneo geográfico de corto lapso, hace tiempo me pregunto qué es lo que motiva a escribir posts.

Cuestión de actitud, claro, pero ¿cuál, qué? ¿Actitud que oficia de catalizadora o verdadera fuente de contenidos?

En fin, llueve. Feliz cumple y saludos.

 
A la/s 25 octubre, 2006 20:27, Blogger hi way dijo...

sí, llueve y como dice Krahd, happy birthday.

 
A la/s 25 octubre, 2006 20:41, Blogger Robertö dijo...

Bienvenido y gracias por el saludo, krahd.
Creo que todos los que andamos en la vuelta nos preguntamos, ya una vez o asiduamente, el motivo para hacer lo que hacemos. Es necesidad de comunicación, de transmitir algo a alguien que no te pidió nada, y sin embargo se cuelga a leerte. Y que escribirías lo mismo aún si estuvieras convencido que no te va a leer nadie. Entonces, coexiste la creación por el hecho de aportar algo con la eventual sublimación de algún demonio interior. Al menos en mí no hay un motivo único, como no siento que sea el mismo tipo las 24 horas de cada día.
Y si cerrás el blog, no creo que pases a ser un tipo insensible. Te vas a expresar por otro canal nomás. Andá a saber cual.
(caen s...pinguinos de punta)

 
A la/s 25 octubre, 2006 20:42, Blogger Robertö dijo...

Hola Hi. Aprovecho para agradecerte por haber ido a mi velorio ficticio.

 
A la/s 26 octubre, 2006 21:03, Blogger pad dijo...

Roberto e invitados!!!!

estreno blog!!!!

Los invito a pasar.... no se si habra masas pero bue.

 
A la/s 27 octubre, 2006 19:03, Blogger Von dijo...

Momentos de intensidad tremenda, accidentes concatenados ante un publico difícil. Es terrible. Lo compadece alguien que dejó de ir a trabajar a un lugar donde hacía un trabajo temporal, porque se la jugó a que en un baño sin tranca no iba a entrar nadie.

 
A la/s 03 noviembre, 2006 03:07, Blogger greta dijo...

corre .... tu puedes!...corre...


exitos!

 
A la/s 04 noviembre, 2006 20:11, Blogger Robertö dijo...

Gracias por el ánimo Greta y bienvenida.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Free counter and web stats