Rinocerontes eran los de Antes

Evolution

domingo, agosto 26, 2007

El lugar de los Dioses

El título es la traducción de Lhasa, la capital del Tibet y es una de las ciudades ubicadas a mayor altitud del mundo.



Tiene poco más de 100.000 habitantes, muchos de ellos de orígen chino ya que hace muchos años esta nación invadió el Tibet y lo anexó a su territorio. Según leí muchos de los habitantes fueron encerrados, y otros deportados a otros países. El Dalai Lama, su máxima autoridad religiosa atravesó el Himalaya a pie y se refugió en la India ha recibido incluso la prohibición del gobierno chino de reencarnar en la próxima vida.


Llegué hasta ahí mediante la herramienta del google earth. Siempre escuché hablar de esa ciudad y la verdad no tenía idea como era una ciudad que se encontraba a 4000 metros de altura. Como se ve en la foto está en un valle entre las cadenas de montañas y situada en el márgen del río Bramaphutra.



El edificio más característico de la capital tibetana es el palacio Potala, antigua residencia de los Dalai Lama y se yergue sobre la ladera de una montaña situada en medio del valle. Fue elegido patrimonio de la humanidad por la Unesco en el año 1994.



Me llamó la atención observar como el ser humano prolifera en prácticamente todas las regiones geográficas, aún en los lugares más hostíles. Y más me llamó la atención que una zona tan alejada de los centros desarrollados más conocidos tenga problemas con la supervivencia de su biodiversidad. La tala indiscriminada de sus arboles ha generado una situación de extremo peligro para las demás especies que allí conviven. Tambien existen problemas con los residuos radioactivos y por lo que pude leer por ahí esto está relacionado con la presencia militar, ya que el Tibet tiene un enorme valor estratégico militar para la República China y un 25% de sus misiles intercontinentales estarían en ese territorio.

**** **

Entre las especies que peligran en Tibet está la marmota de los himalayas.

En tiempos muy antiguos estos animalitos roedores, que habitan en galerías, formaban parte de una leyenda en que los relataban como hormigas gigantes que buscaban el oro y lo traían a la superficie. Efectivamente los habitantes del Tibet extraían oro de las arenas que estos mamíferos transportaban desde el seno de la tierra.

Otro animal amenazado por el poco cuidadoso desarrollo humano es el leopardo de las nieves.




Y existe, aunque no cientifícamente documentado, un tímido primate gigante que aseguran haber visto los montañistas de la región (sherpas) comúnmente conocido como Yeti, sobre el cual pueden encontrar abundante literatura en la red.



*** ***

Dejo algo que encontré por ahí, que resume un modo de sentir que tengo, y me hace sentir muy afín con las cosas que escribe, piensa y siente gente como el Dalai Lama. Es la única explicación que tengo para escribir un posteo acerca de un sitio tan distante en el que posiblemente jamás ponga un pie. Transcribo parte de lo que encontré en esta página escrito por alguien que compartió un tiempo junto a una comunidad de refugiados tibetanos y escucho este relato...


Mi siguiente lección ese verano también ocurrió de un modo casual, de paso. Para ayudar a los tibetanos, quería contar su historia al mundo, una historia que yo justamente comenzaba a descubrir. Tenía fotos impresionantes de los tibetanos en el exilio, de sus caras y artesanías, y los majestuosos bailes de los lamas ataviados en sus vestimentas rituales. Concebí un artículo ilustrado para una publicación popular, como el National Geographic; pero para atrapar la simpatía de los occidentales y lograr su apoyo, ese artículo, creía, debería incluir los horrores de los cuales estos refugiados habían escapado. No obstante, las historias de inhumanidad abrumadora y de torturas aplicadas a los tibetanos por parte de los invasores chinos, me habían llegado tan sólo en forma periférica, en arrebatos, por parte de laicos y de otros occidentales. Por lo general, los grandes lamas eran renuentes a describir o abordar estas historias.

Presenté mi argumento a Choegyal Rinpoché, el más accesible de los jóvenes tulkus. Él contaba con trece años de edad cuando los chinos invadieron su monasterio, y guardaba sus propios recuerdos en torno a lo que los soldados le habían hecho a sus monjes y lamas. En aquel entonces, yo contaba con una curiosidad malsana en torno a esos espantosos relatos, quizás desarrollada en mi infancia por el periodismo amarillista de los suplementos dominicales de Nueva York y por las películas de horror sobre antiguas torturas chinas. Sin embargo, sabía que tales historias llamarían la atención de los lectores occidentales y propiciarían el apoyo a la causa tibetana.

Sólo cuando pude convencer a Choegyal que el compartir estos recuerdos con el público occidental, ayudaría a la lucha de los refugiados tibetanos, él comenzó a revelar algunos de los pormenores de lo que antes de su huida del Tibet, había visto y sufrido de mano de los invasores chinos. Las historias salieron en pedazos, durante conversaciones, cuando hacíamos una pausa fuera del nuevo centro artesanal de producción o caminábamos hacia el monasterio provisional. Sólo entonces divulgó algunos de los detalles de lo que había ocurrido. Muchos de estos, como las formas de intimidación, coerción y la tortura utilizada, han llegado a ser hoy en día, más de medio siglo más tarde, del dominio público.

Curiosamente, la lección que aprendí, y que quedará por siempre conmigo, no gira entorno a la ya conocida infinita capacidad humana para la crueldad. Por el contrario, estábamos parados con Choegyal bajo un árbol de rododendro, la luz del sol titilando en su cara a través de las hojas y de las flores del color de su hábito. Justamente acababa de decirme lo que quizás era su recuerdo más doloroso –lo que los militares chinos habían hecho a sus monjes en el gran salón de oración, mientras sus maestros lo escondían en la falda de una montaña cercana al monasterio. Me quedé sin aliento sobrecogida y respiré fuerte para contener la tristeza y el enojo que me embargaba. Luego me detuve por la mirada que me dirigió, con ojos brillantes de lágrimas no derramadas.

“Pobres chinos”, murmuró.

11 Comentarios:

A la/s 27 agosto, 2007 09:29, Blogger Mayfly dijo...

Usted mismo lo dijo Rino: "...el ser humano prolifera en prácticamente todas las regiones geográficas."

No dejamos nada en paz.

 
A la/s 27 agosto, 2007 17:20, Anonymous Duncan dijo...

Mayfly, Röbert: Más que el ser humano en forma individual, creo que la mayor cuota de responsabilidad se la lleva sin lugar a dudas uno de sus más conspicuos productos culturales: la civilización industrial y, hoy por hoy, el momento de poder conocido como "globalización". La cultura depredadora y profundamente bélica que prohijan esos dos momentos de poder mundial también se proyectan a este ámbito y los resultados (y "guarismos") no dejar de ser aberrantes...
Si no media cambio de estructura socio - política parece medio complejo advertir alguna solución mínimamente racional... ¿No lo creen así?
Saludos para los dos,
Duncan

 
A la/s 27 agosto, 2007 18:22, Blogger Ceryle dijo...

Por lo que sé en muchos lugares altos, como los Andes, el hombre vive porque subió el mar, hace millones de años. No sé en Tibet, se me ocurre que podrían también ser razones místicas, o de éxodo. Lo más maravilloso es como el hombre y el resto de las especies se adaptan.

Pero quería decir otra cosa. Qué la extinción forma parte de la evolución de la vida, las especies se extinguen, se van adaptando, es la teoría de la evolución de Darwin. Claro, el hombre acelera el preceso. Pero también a nosotros nos va a llegar, por suerte. Quién sabe quién quedará.

 
A la/s 27 agosto, 2007 20:13, Blogger astllr dijo...

roberto, tuve una época de fiebre de google earth, noches y días mirando la tierra por satélite. Le recomiendo la ciudad de Los Angeles y las líneas de Nazca de Perú.

Respeto sus creencias, pero el Dalai Lama me cae muy muy mal. Hay un documental de Herzog (muy malo) que sin proponerse hacerle una crítica, al tipo lo pone en evidencia como a alguien sin ningún interés por su propia comunidad.

Ya no me acuerdo, pero decía cosas tipo "el budismo se apoya en siete principios que en este momento no recuerdo". No era irónico.

Después había una peregrinación de uns pobres tipos durante miles de kilómetros a un lugar sagrado donde los pibes besaban la tierra boca abajo por cada paso que daban, semanas, meses. Bueno, se juntan todos ahí, muertos de hambre, y el dalai lama avisa que no va a asistir porque se siente mal. A la semana está haciendo una ceremonia para unos budistas ricachones europeos en un balneario alpino.

 
A la/s 27 agosto, 2007 21:13, Anonymous robertö dijo...

Mayf: gracias por entrar, creí que sería un posteo de esos de cero comentario. Es verdad, las imagenes de la selva vírgen y llena de vida de la antiguedad que hoy esta quedando rala son horribles. Y la selva es un reservorio entre otras cosas de medicinas. En fin. Gracias por pasar y avisar.

Duncan: si, pienso como vos. Hace poco en el único programa de la liga que pude ver (no se cuando puta se puede prender la televisión sin ver algún fenómeno mediático hablando de sus costumbres sexuales o sus dificultades existenciales), le hicieron una nota a un tipo que arriba de un bulldozer arrasava con el monte indígena, creo que en la provincia de Salta o Misiones, y el tipo sospechaba que lo que hacía era lo responsable de que un montón de gente de la zona se exponía a las inundaciones pero ni estaba seguro ni tenía otra alternativa para ganarse el sustento. Definitivamente no pasa por esta gente la solución del problema. Siempre va a aparecer alguien que se suba al bulldozer y ponga primera enfilando hacia los árboles. Pero es bueno al menos sembrar la conciencia abajo, porque eso nos hace más exigentes con los representantes de arriba. Yo vi que en Buenos Aires para ganar las elecciones Macri tuvo que salir de peluca o cantando y bailando haciendo el ridículo. Espero que el próximo candidato a jefe de gobierno que gane en Bs.As. hable del riachuelo, el pcb o flagelos ambientales del estilo. Lo mismo lo digo para Montevideo porque no hay mucha diferencia, salvo que es más fácil que las cosas no se salgan de control en poblaciones más pequeñas.

 
A la/s 27 agosto, 2007 21:29, Anonymous robertö dijo...

Ceryle, es verdad lo que decís y confío que la capacidad del ser humano de evolucionar a un nivel nuevo donde no ponga en peligro todo lo que lo rodea por saciar una ambición estúpida. La verdad es que dentro de lo negativo creo en eso. Es una especie de pesimismo optimista, si el hombre llegó hasta este grado, es porque va a seguir de largo evolucionando. Lo que no quita que en el medio quede mucha gente por el camino y haya mucho dolor por venir.
as: gracias por la sugerencia. Ni bien termino de contestar acá voy al cielo a mirar los lugares que me dice. No deja de maravillarme esta nueva herramienta informática.
Lo que me dice del Dalai Lama me lo dijo hace poco tambien una amiga, que en España tienen debilidad por procurar afinidades con personas de clases acomodadas.
Entendamonos. Son gente echada salvajemente de su tierra y buscan los medios para encontrar una situación más justa. Por cuestiones de intereses comerciales y económicos lo tienen difícil. No siento que los tenga que juzgar por buscar abrir conciencias en ese perfil de personas. Coincido que sería políticamente correcto lo otro. Pero son solo opiniones de afuera y lo otro es desarraigo y dolor. Con esto no quiero decir que el Dalai no se haya equivocado o desviado porque realmente no lo sé.
Gracias por pasar. Cuando le contestaba a Ceryle me acordé de Barret, autor español paraguayo que me recomendó, y no leí suficientemente.

 
A la/s 27 agosto, 2007 22:51, Anonymous Duncan dijo...

Robertö:
Muy interesante lo que decís y muy correcto el mensaje. Mirá: "La liga" en su momento lo emitían los miércoles, luego pasó a los domingos y ahora francamente no sé qué día y a qué hora lo dan (los cambios en la programación son cada día más enfermantes.)
Tampoco estoy seguro si en Montevideo lo transmiten en directo.
Ja! La política espectáculo es una realidad universal, pero Argentina está bastante a tope con eso. No existen debates serios, profundos y comprometidos sobre casi ningún tema y mucho menos con personajes tal vulgares, chatos y mediocres del estilo Macri.
No obstante y por lo poco que he visto, escuchado o leído, en Uruguay algunos debates públicos se fomentan.
Viajo por lo menos 5 veces al año a Uruguay y la última vez me encontré con un debate sobre el aborto, una discusión sobre el impuesto a las ganancias, otro sobre la derogación del delito de usurpación, otro sobre un disparate impositivo super regresivo, otro sobre la policía y la sindicalización. En fin, cuando abría el diario o hablaba con gente del lugar no podía creer que semejantes cosas se discutieran PUBLICAMENTE y a nivel poblacional.
Por supuesto que en la Universidad charlamos sobre muchas de esas cuestiones, pero a nivel público en mi país no lo veo y en el tuyo sí.
Más allá de eso coincido en que el debate público (para cualquier tema, claro está) es imprescindible.
Saludos!!!
Duncan

 
A la/s 27 agosto, 2007 23:48, Anonymous robertö dijo...

Ojo mirá que acá Intrusos y Profesionales están entre los programas de mayor audiencia, llegando a valores de rating parecidos a los de Tinelli. Posiblemente el nivel de debate sea mayor aquí pero claramente languidece. Aqui echaron de peor manera que en argentina a Lanata de la television abierta. No todo lo que brilla es oro. Eso lo dice mucha gente cada dos por tres desde hace siglos.

 
A la/s 30 agosto, 2007 15:44, Blogger el-warren dijo...

Roberto:
desconfíe.
El tibet, así como el abominable, no existen.
Como ya no se puede confiar en Wikipedia, fui a una fuente confiable: El sitio de la FIFA.
El tibet no está afiliado y por lo tanto no existe. Le recuerdo que hay más países afiliados a la FIFA que a la ONU.
Nepal sí existe, aunque nunca ganó nada.
En cuanto al Dalai, me merece tanto respeto como el Papa o cualquier otro que maneje poder en la tierra asumiendo que tiene delegación de poderes superiores.
En Francia había un rey así hasta que vino Robespierre.
En cuanto al relato:
Pobre Gavazzo!

 
A la/s 30 agosto, 2007 20:38, Anonymous robertö dijo...

Yo creo que sí, son ejemplos de lo que es la probreza más extrema expresada en un cuerpo y una mente humanos.

 
A la/s 30 agosto, 2007 21:09, Anonymous el yeti dijo...

Warren dejese de joder, el que no existe es ud.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Free counter and web stats