Rinocerontes eran los de Antes

Evolution

sábado, septiembre 22, 2007

Que tristeza la pobreza


Así como estas construcciones de arriba hay decenas a lo largo de las rutas bolivianas. La gente vive en ese clima extremadamente frío y expuesto a los rayos fulminantes del sol, en esas casitas de adobe. También construyen de adobe los corrales para sus animales.





Estos niños de uno de esos pueblitos me pidieron sonrientes que les tomara una foto al ver la cámara colgando de mi cuello. Les mostré la foto en el display de la cámara y se rieron al verse.


Pensé que cada uno de nosotros somos como esos niños. Cada uno en nuestro ambiente, con nuestras limitaciones y con nuestra misión en la vida.






Esas espinas son de un arbusto rastrero que crece en las montañas donde no hay mucha vegetación. Evidentemente las espinas son la forma en que la planta protege su vida de las cabras, llamas o cualquier bicho que anda en la vuelta. En particular las descubrí cuando caminando al costado de la ruta sentí que algo atravesaba la densa goma de la suela de mis Wilson y la punta, dura como acero, penetraba en mi pie. Por suerte no fue grave. Las espinas crecen en ángulos de noventa grados por lo cual cuando hay una ramita en el suelo siempre queda alguna espina en sentido vertical. Es una especie de campo minado alrededor de la parte más sustanciosa de la planta. Aprendí a mirar por donde piso. En Montevideo solamente hay por el suelo cosas inofensivas como cacas de perro.









Este niño está subiendo a su burrito por la ladera de la montaña luego de llevarlo a pastar a tierras bajas donde hay más brotes tiernos. Su vivienda está en la punta de un cerro. El niño y su burrito viven diariamente a 4000 metros de distancia del nivel del mar.





Algo que no había visto en ninguna parte sucede en Bolivia. Yendo por la montaña en determinando momento comienzan a verse perritos de tamaño pequeño, no se bien que raza pero me recuerdan mucho a mi Gaia, son una mezcla de pequeños pastores. Curiosamente no están con los animales ni acompañando a sus amos, sino que se van temprano a la ruta y se instalan al costado de ella como si fueran esfinges. Se ubican de forma solitaria cada centenares de metros o kilometros de distancia unos de otros a lo largo de toda la ruta. Cuando pasas ellos te miran con esa cara que te saben mirar los perros para despertarte un sentimiento de querer acariciarles su cabeza. Intuyo que saben que por ese arte muchos automovilistas les ofrecen sobras de comidas que tiran por las ventanillas de los autos. Estos de la foto estaban en un peaje y fueron los unicos que vi en yunta. El color dominante es negro. Tienen un aspecto realmente muy simpático. Me cuentan que la caer la noche los perritos regresan a donde sus amos. Y todos sus días son así. Salen a "hacer la ruta" y regresan a su hogar al caer la noche.







Eso es una llama. Son animales dóciles y lindos. Te permiten acercarte a tomarse fotos contigo.


Me he tentado de colgar fotos de las llamas con este rinoceronte y no ser por que raro sortilegio uno entiende que no debe mostrarse aquí. Indudablemente el ser humano es un animal extraño.


Al menos yo lo soy.



*** ** *




Extraño mi vida habitual.






** ****

Tengo ganas de escribir pero no tengo tiempo.

** ****




Me dijo mi sobrino que Gaia cuando le mencionan mi nombre pone cara de que la van a sacar hasta la iglesia.


* *****




10 Comentarios:

A la/s 23 septiembre, 2007 12:15, Blogger basilia dijo...

que buenas tus imágenes de bolivia, increiblemente poco sabemos de estos países vecinos.
por la vuelta :)!

 
A la/s 24 septiembre, 2007 10:12, Blogger Mayfly dijo...

Muy linda crónica, a pesar de la melancolía ciertamente presente y lógica. Gracias por compartir este viaje con nosotros.

 
A la/s 24 septiembre, 2007 11:58, Blogger astllr dijo...

aguante roberto, piense en el capuchino que lo espera, en el pan con grasa, en la radio de mañana...

piense que dentro de un tiempo olvidará todo lo malo y que recordará este viaje como una expedición a Marte.

 
A la/s 24 septiembre, 2007 13:04, Blogger Trenzas dijo...

Ya me imagino a Gaia moviendo la cola al oir tu nombre. Podrías hablarle por teléfono también ¿no crees? Yo les hablaba a mis galgos cuando tenía que ausentarme y se quedaban con mis padres.
La crónica de viaje es preciosa, Roberto. Muy tierna; dando importancia a las cosas que la tienen. ¿Qué es más importante que los seres vivos, hombres, animales y plantas...?
Cuando vuelvas, habrá mucho para contar :)
Un gran abrazo, querido Roberto.

 
A la/s 28 septiembre, 2007 15:35, Blogger Irina dijo...

hola Robertö.
extraña su vida habitual, pero disfruta de la que va teniendo. Eso es bueno, cuídese.
irina

 
A la/s 03 octubre, 2007 09:36, Anonymous rinoceronte de las nieves dijo...

Hola a todos y gracias por pasar.
Tengo cuatro o cinco post incorporados en el organismo pero no tengo tiempo humano para manifestarlos.
Proximamente:
"vi vicuñas"
"el pequeño pastor de alpacas"
"sajama"
"formas"
"el agujero de la tortafrita y sus cinco satélites"
y tengo un montón más de experiencia que aún debe pasar por ese proceso misterioso que luego lo transforme en un post o en algo que se pueda contar.

 
A la/s 03 octubre, 2007 13:13, Blogger astllr dijo...

mis recuerdos a pacha mama

 
A la/s 03 octubre, 2007 14:18, Blogger Roberto dijo...

Ché robert, ídolo, figura, quedé nominado entre los cinco mejores blogs periodísticos en el concurso freeway blogs. Vos que sos un líder de masas tenés que votarme, y me tenés que dar una manito con alguna que otra mención en uno de tus posts.

La votación es acá: http://blogs.freeway.com.uy/concurso/votacion/votacion.php

Saludos,
Sin diéresis

 
A la/s 05 octubre, 2007 16:48, Blogger SoLo AciDo Mi OpiNiON dijo...

Robert, hace rato veo las mismas imagenes. Estan buenas, pero para cuando un nuevo post? A proposito las espinas son porque de ese modo transpira menos y asi pierde menos agua en climas tan áridos. La naturaleza es sabia. (che, despues de todo ma quedó algo del profe de Geografia, jajaja).

 
A la/s 06 octubre, 2007 19:29, Anonymous robertö dijo...

en un rato escribo algo,tengo dia libre. Que pereza da tener mucho que escribir y tener poco tiempo. Vamos a ver que sale.

Solo: por selección natural las plantas más espinosas están mejor protegidas de los animales que buscan agua en lugares áridos por lo cual las que sobreviven van pasando esa característica a sus descendientes. No se si está bien lo que dije en términos botánicos, no es mi palo. Según un autor llamado Maetterlink algunas plantas espinosas trasladadas a jardines, donde no existe presencia de depredadores sino cuidados de un jardinero, las mismas plantas comienzan a perder esa característica defensiva. Lo cual no desautoriza lo que vos aprendiste en geograf{ia.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Free counter and web stats