Rinocerontes eran los de Antes

Evolution

miércoles, enero 14, 2009

Historias




En una época Marte tuvo ríos. Aun desconocemos por qué motivo, solamente quedan sus huellas sobre la superficie del planeta. Más cerca nuestro, el desierto del Sahara, quizás el lugar más hostil para la vida en la superficie terrestre, también estuvo en otros tiempos surcado por ríos. En este caso se supone que fue el corrimiento del eje de la Tierra, el responsable de la eliminación de los cursos de agua que allí existían.



Quiero decir, los ríos, como las condiciones para la vida están o pueden no estar, como pasa en muchos planetas cercanos, por otra parte. Estamos viviendo en el momento preciso en que nos hacemos concientes que podemos incidir y arriesgar las condiciones de equilibrio que fueron generándose y evolucionando a través de cientos de miles de años. Por ejemplo, un ligero aumento en el porcentaje de oxígeno en la composición atmosférica, haría que la sumatoria de armas nucleares existentes se pareciera a un juguete.

Creo que hasta los que sólo consideran el mundo un lugar del que hay que aprovecharse con voracidad, hasta ellos (ustedes) deben considerar que para seguir abusando es necesario no extinguir lo que está vivo. La capacidad de respuesta del planeta parece estar perdiendo fuerza, sus defensas naturales se han debilitado enormemente y necesitamos poner la cabeza y el alma, para ayudar a revertir la situación. El daño que se ha hecho es gravísimo y no solo es necesario dejar de profundizar las heridas sino comenzar a suturarlas.

En este último par de años se están generando ideas a un ritmo mucho mayor que en tiempos anteriores. Los vehículos eléctricos ya son reales, ya no son construcciones desestimuladas por los lobbies de los poderes ocultos. La generación de energía a partir de recursos renovables es creciente. En poco tiempo, en no muchos años, cada casa a poder generar su propia energía para el consumo cotidiano. Es posible que la grave enfermedad que tiene la Tierra (nosotros como parte de ella) termine por hacer salir a flote lo mejor de nosotros mismos. Era eso solamente, que al menos no dejemos nunca de protestar ni de hacer algo. Cualquier acción buena puede ser imitada y quizás, afectar al más corrupto de los corazones humanos.

***

Cuando viajo el ómnibus al trabajo, he visto que algunas veces sube un muchachito con una notoria patología mental congénita. El chico, es del tipo de muchacho positivo, lleno de inocencia, el tipo de persona carente de toda maldad. En general canta algo relacionado a Jesús, toca un instrumento de percusión y recibe unas monedas a cambio. Hace unos días me lo crucé por la calle y me salió saludarlo, como cuando te cruzás con alguien que sale seguido en televisión y te sale instintivamente un saludo contenido, por el reflejo de que te parece conocerlo. Creo que no me devolvió el saludo pero se dió cuenta que lo saludé. O se dió cuenta que casi lo saludé, o lo que sea.

El hecho es que hoy cuando voy para el trabajo veo que sube el chico. Yo estaba en el descanso de la parte central del ómnibus y se paró dándome la espalda, muy cerca mío. Comenzó a decir un discurso que voy tratar de transcribir de la forma más literal.

"Muy buenos días para todos. Quería avisarles que para el mes de marzo me voy a ver obligado a subir a 5 pesos el dinero que ustedes me dan a voluntad por mis temas. Sí, en lugar de darme dinero a voluntad ustedes me van a tener que dar 5 pesos-hasta ahí yo no podía creer lo que estaba oyendo, porque justamente estaba castigando a los que tenían la voluntad de darle unas monedas y se me ocurrió que lo estaba diciendo en broma y me pareció muy ocurrente, lo comencé a mirar con simpatía. Luego siguió "la verdad es que en yo siempre vengo y canto y siento que ustedes no están siendo considerados conmigo. No es algo que quiera hacer, pero me veo obligado a que si la cosa no cambia, en marzo voy a cobrar 5 pesos por cada tema que les haga"- la verdad es que por el tono de voz, yo no podía verle la cara, me dió la sensación de que no era una broma y que el chico estaba angustiado, sobrepasado por algún problema. No tenía el perfil de estar haciendo ese discurso con ironía y realmente me causó asombro la capacidad verbal y haber elegido algunas palabras muy apropiadas para causar impacto en quien escuchara. La verdad es que me conmovió escucharlo, comencé a mirarlo con ternura y a registrar las miradas de la gente de alrededor. Las había entre divertidas, entre asombradas y entre los que lo ignoraban. No recuerdo si alguno estaba fastidiado. El chico terminó su discurso de forma contundente "lamento mucho tener que hablarles asi pero la cosa está muy brava. Espero que sepan comprender lo que les estoy diciendo". Ya ahí me dí cuenta de que lo estaba mirando con tristeza. Cantó lo que canta siempre, castigando a su instrumento y mencionando a Jesús. Pero fue la vez que lo escuché hacerlo con menos entusiasmo. Lo hizo rápido, como haciendo un trámite. Se da vuelta con su gorrito y yo le doy 5 pesos, no es usual que dé dinero en los ómnibus. Siguió mi mano con su mirada para evaluar la moneda. Serio. Debió sorprenderse por el poder de sus palabras. Vi que otros también colaboraron con él. Fue raro, no inventé ninguna de las palabras que están ahí arriba "no están siendo considerados conmigo", "espero que sepan comprender lo que les estoy diciendo". Tal vez ustedes lean esto y saquen la cuenta de que el chico es un pasado de listo. Quizás mi lenguaje sea muy pobre para representar la situación. Debieran ver la candidez que irradia y la forma en que arrastra sus palabras.

Todos tenemos un punto de partida, no podemos elegir desde donde salimos. Y a veces pienso que no todos pueden elegir hacia donde van. Era eso, no sé si haya podido lograr contar la historia de forma interesante. Para mí lo fue.

4 Comentarios:

A la/s 15 enero, 2009 10:33, Blogger gabriel dijo...

Más que interesante, Robertö, la historia del muchacho del ómnibus.

 
A la/s 20 enero, 2009 16:48, Anonymous Anónimo dijo...

Hola Robert, feliz año!!!!!

Que bueno que todo siga,,,

abrazos!!!
Carmiña

 
A la/s 21 enero, 2009 03:28, Blogger Trenzas dijo...

Es verdad que no todos pueden elegir hacia donde van. Y tal vez, el resto de "los otros" tampoco.
Se parte de unas condiciones; familia, ambiente social, condiciones personales, formación...
Y todo eso se confabula de alguna manera para determinar quienes somos y a dónde vamos en la vida.
Por no hablra de las decisiones que podemos tomar y nunca tomamos.
Sin duda, habrá quien nunca pueda salir del rol que la vida le asignó, pero ¿y los que podemos y nunca lo haremos...?
Me diste en que pensar largo y tendido :)
Un abrazo bien fuerte querido Roberto.

 
A la/s 25 enero, 2009 12:03, Anonymous Maru dijo...

Estoy de acuerdo en que en este último par de años se están generando ideas a un ritmo mucho mayor que en tiempos anteriores. Y también hay cambios en el escenario político que lo hacen posible:

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1092987

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Free counter and web stats