Rinocerontes eran los de Antes

Evolution

jueves, julio 23, 2009

El horror se transmite

Es notable como podemos sonreirnos al escuchar un rington ingenioso, o deslumbrarnos por la belleza y las prestaciones de un aparato electrónico nuevo. Me pregunto si será cierto que en áfrica niños y niñas de muy corta edad arañan las minas para extraer el coltán. Me pregunto si será cierto y si sus manos están mugrientas y sus vidas esclavizadas , entonces ¿yo qué?

5 Comentarios:

A la/s 24 julio, 2009 05:03, Blogger Mariluz dijo...

Yo me pregunté lo mismo y llegué a una triste conclusión:
yo también vivo una doble moral.
Admitirlo tal cual me permite seguir denunciando -en este dirio loco- todo cuanto crea que es denunciable.

 
A la/s 25 julio, 2009 01:06, Blogger Robertö dijo...

Gracias por el aporte Mariluz. Es cierto lo que dice de la doble moral.
Es como si uno hiciera daño por omisión al elegir vivir anestesiado.
Gracias por pasar.

 
A la/s 08 agosto, 2009 05:58, Blogger Trenzas dijo...

Tampoco es que podamos cargar con el peso del mundo :(
Todos tenemos en nuestras manos hacer algo, por poquito que sea, por los demás. Y yo me tengo que conformar con ese poquito. No sin rabia, por las muchas injusticias; no sin dolor, por todas las desgracias; no sin impotencia, por todo aquello a lo que no me es posible poner remedio.
No tengo alternativa, sino esa de lo poquito que puedo hacer y hago.
¿Y entonces, quién sí puede y no hace...?
:(
Un abrazo grande, o dos, porque he estado mucho tiempo alejada del blog, querido Roberto.

 
A la/s 14 agosto, 2009 14:59, Anonymous Anónimo dijo...

Eso digo yo... Y tú? qué?
La vida cotidiana está plagada ('plagada'... nunca mejor dicho) de situaciones injustas, delictivas, criminales, y la mayoría de quienes las presencian se hacen los ciegos, los sordos, y los mudos; LOS TRES MONOS, en una palabra.
Sí, MONOS, esos animales de los que se dice, controvertidamente, hemos evolucionado.
La sociedad humana es tradicionalmente educada (amaestrada) para repetir conductas, aceptar morales y éticas que son silogismos de cuatro patas.
Vemos cómo mujeres y hombres traen hijos al mundo sin la menor reflexión sobre su paternidad (en especial los hombres), y la mayoría de la sociedad CALLA, seguramente porque es más cómoda la actitud de los tres monos.
Vemos cómo los violadores salen de prisión poco tiempo después de cometer sus delitos (directamente a cometer más), y sólo lo denuncian o protestan unas cuantas mujeres, pero por poco tiempo, como si la reflexión tuviese cuarentena.
Vemos cómo los políticos se aprovechan con arrogancia de su condición, utilizando el poder que les dimos, para robarnos y asegurar su posición en él, comprando las conciencias de cuantos las tienen volubles, y repartiendo con ellos lo que nos obligan de nuestras plusvalías... ¿Y qué se hace?
Se mira la televisión, los miles de partidos de fútbol con que el Poder manipula para distraer la atención de la inteligencia común, los miles de productos basura que se muestran a las horas en que niños y jóvenes odservan la ya no pequeña pantalla, ensuciando con ellos los caminos aún no cultivados de las mentes inmaduras, para, de ese modo, continuar urdiendo estratagemas para consolidarse en su poltrona y esclavizar todavía más a la sociedad humana.
¿Y qué se hace?
Cuatro románticos enarbolan la bandera de una justicia hipócrita (a la medida de la estupidez y la incongruencia de la humanidad, tan podrida, tan inmerecidamente considerada evolucionada)
"justicia" que jamás se yergue sin su pañuelo cegador, y salen a la calle en una y otra manifestación que casi únicamente recordarán las hemerotecas.
Vemos cómo en los hogares los maridos (muchas veces hasta los hijos) abusan del amor y la dedicación de las madres, cómo se les somete y esclaviza, y hasta se les insulta de forma violenta, (ejemplo del padre) por cualquier reivindicación que ellas pudieran exteriorizar.
¿Y qué se hace?
Se hace que las mujeres (madres o no) callen, se les avergüenza por sus limitaciones, por su falta de conocimientos, por su pérdida de juventud, y por el aspecto propio de sus años; se hace una ley que permite el aborto a ultranza aún a niñas adolescentes, por la razón que sea, y se alimenta la pérdida del sentimiento del amor y del respeto al ser que nos dio la vida, a la vida misma, con toda la veneración que se debería a la mínima reflexión sobre su valor primordial.
Y vemos a estos pequeños africanos, los "extractores de Koltan", pequeños ángeles de aterciopelada piel canela, seres frágiles, condenados a una vida no más allá de los treinta o cuarenta años "por su ubicación en el mundo y en la Historia" (qué poco tiempo para madurar ...) explotados por la inconciencia y la inmoralidad (pura maldad...) de gente de su propia estirpe y raza, y por "los de siempre", los que van rapiñando el mundo sin importar las consecuencias, los mismos que inventaron la guerra, la violación, el Poder, los vicios, la esclavitud, las religiones que entronizan a los hombres sometiendo a los más débiles... Inclinación de origen maligno de quienes se ven como centro de la Creación.
Y eso...
¿Qué haces tú...?
Sólo debes hacer una única cosa (sólo debemos hacer una única cosa):
ser Consciente únicamente por y para el Bien Común.
Pero eso es un ejercicio que requiere años de involucrarse en el Conocimiento de la Vida, y para ello hay que aprender a sufrir y a ser dichoso, todo al mismo tiempo: pura vida apasionada por VIVIRLA, respetarla, y enseñar con el ejemplo.
Perdón por mi rudeza.
Linda

 
A la/s 16 agosto, 2009 17:35, Blogger Robertö dijo...

Algo así me hubiera gustado saber escribir. Gracias.

Según leí, estos pequeños a los diez o doce años están tan deteriorados, tan envejecidos,que ya prácticamente "no sirven". Sus miradas están perdidas y sin brillo, como sus vidas. Y me sigo preguntando. Son mejores nuestras vidas? las de los que sabemos leer, nos bañamos con agua caliente, tomamos cerveza o vamos al cine? Estoy seguro que no, por mucho que lo parezca.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal

Free counter and web stats