Rinocerontes eran los de Antes

Evolution

sábado, septiembre 22, 2007

Que tristeza la pobreza


Así como estas construcciones de arriba hay decenas a lo largo de las rutas bolivianas. La gente vive en ese clima extremadamente frío y expuesto a los rayos fulminantes del sol, en esas casitas de adobe. También construyen de adobe los corrales para sus animales.





Estos niños de uno de esos pueblitos me pidieron sonrientes que les tomara una foto al ver la cámara colgando de mi cuello. Les mostré la foto en el display de la cámara y se rieron al verse.


Pensé que cada uno de nosotros somos como esos niños. Cada uno en nuestro ambiente, con nuestras limitaciones y con nuestra misión en la vida.






Esas espinas son de un arbusto rastrero que crece en las montañas donde no hay mucha vegetación. Evidentemente las espinas son la forma en que la planta protege su vida de las cabras, llamas o cualquier bicho que anda en la vuelta. En particular las descubrí cuando caminando al costado de la ruta sentí que algo atravesaba la densa goma de la suela de mis Wilson y la punta, dura como acero, penetraba en mi pie. Por suerte no fue grave. Las espinas crecen en ángulos de noventa grados por lo cual cuando hay una ramita en el suelo siempre queda alguna espina en sentido vertical. Es una especie de campo minado alrededor de la parte más sustanciosa de la planta. Aprendí a mirar por donde piso. En Montevideo solamente hay por el suelo cosas inofensivas como cacas de perro.









Este niño está subiendo a su burrito por la ladera de la montaña luego de llevarlo a pastar a tierras bajas donde hay más brotes tiernos. Su vivienda está en la punta de un cerro. El niño y su burrito viven diariamente a 4000 metros de distancia del nivel del mar.





Algo que no había visto en ninguna parte sucede en Bolivia. Yendo por la montaña en determinando momento comienzan a verse perritos de tamaño pequeño, no se bien que raza pero me recuerdan mucho a mi Gaia, son una mezcla de pequeños pastores. Curiosamente no están con los animales ni acompañando a sus amos, sino que se van temprano a la ruta y se instalan al costado de ella como si fueran esfinges. Se ubican de forma solitaria cada centenares de metros o kilometros de distancia unos de otros a lo largo de toda la ruta. Cuando pasas ellos te miran con esa cara que te saben mirar los perros para despertarte un sentimiento de querer acariciarles su cabeza. Intuyo que saben que por ese arte muchos automovilistas les ofrecen sobras de comidas que tiran por las ventanillas de los autos. Estos de la foto estaban en un peaje y fueron los unicos que vi en yunta. El color dominante es negro. Tienen un aspecto realmente muy simpático. Me cuentan que la caer la noche los perritos regresan a donde sus amos. Y todos sus días son así. Salen a "hacer la ruta" y regresan a su hogar al caer la noche.







Eso es una llama. Son animales dóciles y lindos. Te permiten acercarte a tomarse fotos contigo.


Me he tentado de colgar fotos de las llamas con este rinoceronte y no ser por que raro sortilegio uno entiende que no debe mostrarse aquí. Indudablemente el ser humano es un animal extraño.


Al menos yo lo soy.



*** ** *




Extraño mi vida habitual.






** ****

Tengo ganas de escribir pero no tengo tiempo.

** ****




Me dijo mi sobrino que Gaia cuando le mencionan mi nombre pone cara de que la van a sacar hasta la iglesia.


* *****




miércoles, septiembre 12, 2007

Imagenes verborrágicas :)



























domingo, septiembre 09, 2007

A lo imagenes que hablan. Sábado en La Paz.

























tomates rojos





....




























Hace poco pensaba que no quedaban lustrabotas en Mvd. Aquí están agremiados.




Me recordó el flash que tengo de Buenos Aires.



Un chasque


Un rinoceronte.

sábado, septiembre 01, 2007

Vuelvo en diez minutos o Como hago para explicarle y El espacio profundo y etc, etc (etc)


Así era Gaia el primer día cuando la traje a casa. Del tamaño de una rata media, pero sociable y juguetona. Cuando la fui a buscar, de entre los cachorros ella se acercó a reconocerme por el olfato, la alcé y cuando la tuve arriba la miré y le dije sin dudas "sos vos".
Nunca tuve una mascota desde pequeña, siempre los perros o gatos que tuve fueron llegando de rebote y ya grandes. La verdad es que hasta hace unos meses desconocía esa identificación característica entre una persona y su perro. En determinado momento uno llega a la casa y ve que un ser pequeño le está haciendo una fiesta interminable para recibirlo, que no deja de manifestar su alegría, y esto al reiterarse de forma cotidiana termina germinando. No hay muchos seres vivos que se preocupen o al menos lo consigan, hacer sentir importante a un tipo.
Entonces pasa que ahora me voy unas cuantas semanas a trabajar al exterior y ya se lo que va a pasar y no tengo modo de explicarle para que se vaya haciendo la idea. Gaia es suficientemente inteligente para reconocer unas cuantas decenas de objetos diferentes y otras tantas ordenes o palabras pero no hay forma en que yo le haga entender que no voy a estar para jugar con ella, sacarla a pasear o convidarla con algo que esté comiendo. No voy a estar. Cuando me vengan a buscar y me vea salir con una maleta se va a quedar mirando tratando de entender esa situación tan inusitada, a la hora en que normalmente está esperando que llegue del trabajo se comenzará a impacientar y finalmente comenzará a mirar a mis padres buscando respuestas. Se irá a mi cuarto, y lo hará siempre que mi madre se lo permita y se instalará en mi cama buscando apoderarse de cada una de las últimas partículas de mi olor que vayan quedando. Luego aceptará que yo ya no voy a estar. Hasta sin que nadie pueda decirle lo que ocurrirá estaré de nuevo y ella manifestará su alegría como siempre lo hace y le va a importar tres pepinos que los demás también tengan ganas de saludarme. Ella será más rápida y más pegajosa. Se llama extrañar el verbo.

** ****

Mientras tanto en el mundo salvaje pasan cosas como esta del video que colgué aqui abajo, todo el tiempo.



Bueno, soy un fracaso y no pude colgar el video. Pero pueden verlo en esta dirección .(<------)

**** **

Y mientras en este minúsculo grano de arroz, que es la Tierra, nos preocupamos por como llegar a fin de mes, como hacer que la chica que te gusta te lleve el apunte o como demostrar que un país tiene armas químicas para arrasarlo (esto último no es tan común de pensar por supuesto, pero pasa ) en el universo todo se mueve como si fuera una coreografía infinitamente grande cuyos movimientos apenas podemos contemplar únicamente algunas veces. Anduve buscando fotos de nebulosas. Ahí van algunas de las que encontré en la red.



Esta de arriba se llama La hormiga. Las nebulosas son polvo que anda por ahí expandiendose por el universo.




Esta de arriba no se como se llama (es como un ojo impresionante mirandonos) pero es una nebulosa del tipo planetario producto de la muerte de una estrella que estaría en el centro de ese montón de materia, que comienza a despedir partículas de forma radial conforme se va extinguiendo.




Esta de arriba es una nebulosa opaca a diferencia de las anteriores, o sea, impide observar las estrellas más lejanas y resalta contra la luz de las que están adyacentes en el cielo. Se llama caballo de barnard por motivos obvios, se parece a un caballo y la debió descubrir un tipo que se llamaba Barnard.

Y esta última que pego es mi favorita, es la nebulosa del unicornio. El mito del unicornio según había leído hace un tiempo puede proceder del asia donde había un antiguo rinoceronte de patas largas que podía pasar bien por un caballo cornudo. Pero eso sucedió hace mucho tiempo.




*** ***


Para finalizar unas curiosidades atmosféricas

La primera foto es la aurora boreal en Noruega



La segunda foto es la presencia conjunta de un tornado y un inofensivo arcoiris



** ****

Otra cosa. Cuando escuchen la frase "no vale la pena gastar pólvora en chimangos" la referencia es a esta rapáz sudamericana.



** ****

Solo resta pedirles que se porten bien, se tomen toda la sopa y que hagan los deberes.

Free counter and web stats