Rinocerontes eran los de Antes

Evolution

miércoles, enero 14, 2009

Historias




En una época Marte tuvo ríos. Aun desconocemos por qué motivo, solamente quedan sus huellas sobre la superficie del planeta. Más cerca nuestro, el desierto del Sahara, quizás el lugar más hostil para la vida en la superficie terrestre, también estuvo en otros tiempos surcado por ríos. En este caso se supone que fue el corrimiento del eje de la Tierra, el responsable de la eliminación de los cursos de agua que allí existían.



Quiero decir, los ríos, como las condiciones para la vida están o pueden no estar, como pasa en muchos planetas cercanos, por otra parte. Estamos viviendo en el momento preciso en que nos hacemos concientes que podemos incidir y arriesgar las condiciones de equilibrio que fueron generándose y evolucionando a través de cientos de miles de años. Por ejemplo, un ligero aumento en el porcentaje de oxígeno en la composición atmosférica, haría que la sumatoria de armas nucleares existentes se pareciera a un juguete.

Creo que hasta los que sólo consideran el mundo un lugar del que hay que aprovecharse con voracidad, hasta ellos (ustedes) deben considerar que para seguir abusando es necesario no extinguir lo que está vivo. La capacidad de respuesta del planeta parece estar perdiendo fuerza, sus defensas naturales se han debilitado enormemente y necesitamos poner la cabeza y el alma, para ayudar a revertir la situación. El daño que se ha hecho es gravísimo y no solo es necesario dejar de profundizar las heridas sino comenzar a suturarlas.

En este último par de años se están generando ideas a un ritmo mucho mayor que en tiempos anteriores. Los vehículos eléctricos ya son reales, ya no son construcciones desestimuladas por los lobbies de los poderes ocultos. La generación de energía a partir de recursos renovables es creciente. En poco tiempo, en no muchos años, cada casa a poder generar su propia energía para el consumo cotidiano. Es posible que la grave enfermedad que tiene la Tierra (nosotros como parte de ella) termine por hacer salir a flote lo mejor de nosotros mismos. Era eso solamente, que al menos no dejemos nunca de protestar ni de hacer algo. Cualquier acción buena puede ser imitada y quizás, afectar al más corrupto de los corazones humanos.

***

Cuando viajo el ómnibus al trabajo, he visto que algunas veces sube un muchachito con una notoria patología mental congénita. El chico, es del tipo de muchacho positivo, lleno de inocencia, el tipo de persona carente de toda maldad. En general canta algo relacionado a Jesús, toca un instrumento de percusión y recibe unas monedas a cambio. Hace unos días me lo crucé por la calle y me salió saludarlo, como cuando te cruzás con alguien que sale seguido en televisión y te sale instintivamente un saludo contenido, por el reflejo de que te parece conocerlo. Creo que no me devolvió el saludo pero se dió cuenta que lo saludé. O se dió cuenta que casi lo saludé, o lo que sea.

El hecho es que hoy cuando voy para el trabajo veo que sube el chico. Yo estaba en el descanso de la parte central del ómnibus y se paró dándome la espalda, muy cerca mío. Comenzó a decir un discurso que voy tratar de transcribir de la forma más literal.

"Muy buenos días para todos. Quería avisarles que para el mes de marzo me voy a ver obligado a subir a 5 pesos el dinero que ustedes me dan a voluntad por mis temas. Sí, en lugar de darme dinero a voluntad ustedes me van a tener que dar 5 pesos-hasta ahí yo no podía creer lo que estaba oyendo, porque justamente estaba castigando a los que tenían la voluntad de darle unas monedas y se me ocurrió que lo estaba diciendo en broma y me pareció muy ocurrente, lo comencé a mirar con simpatía. Luego siguió "la verdad es que en yo siempre vengo y canto y siento que ustedes no están siendo considerados conmigo. No es algo que quiera hacer, pero me veo obligado a que si la cosa no cambia, en marzo voy a cobrar 5 pesos por cada tema que les haga"- la verdad es que por el tono de voz, yo no podía verle la cara, me dió la sensación de que no era una broma y que el chico estaba angustiado, sobrepasado por algún problema. No tenía el perfil de estar haciendo ese discurso con ironía y realmente me causó asombro la capacidad verbal y haber elegido algunas palabras muy apropiadas para causar impacto en quien escuchara. La verdad es que me conmovió escucharlo, comencé a mirarlo con ternura y a registrar las miradas de la gente de alrededor. Las había entre divertidas, entre asombradas y entre los que lo ignoraban. No recuerdo si alguno estaba fastidiado. El chico terminó su discurso de forma contundente "lamento mucho tener que hablarles asi pero la cosa está muy brava. Espero que sepan comprender lo que les estoy diciendo". Ya ahí me dí cuenta de que lo estaba mirando con tristeza. Cantó lo que canta siempre, castigando a su instrumento y mencionando a Jesús. Pero fue la vez que lo escuché hacerlo con menos entusiasmo. Lo hizo rápido, como haciendo un trámite. Se da vuelta con su gorrito y yo le doy 5 pesos, no es usual que dé dinero en los ómnibus. Siguió mi mano con su mirada para evaluar la moneda. Serio. Debió sorprenderse por el poder de sus palabras. Vi que otros también colaboraron con él. Fue raro, no inventé ninguna de las palabras que están ahí arriba "no están siendo considerados conmigo", "espero que sepan comprender lo que les estoy diciendo". Tal vez ustedes lean esto y saquen la cuenta de que el chico es un pasado de listo. Quizás mi lenguaje sea muy pobre para representar la situación. Debieran ver la candidez que irradia y la forma en que arrastra sus palabras.

Todos tenemos un punto de partida, no podemos elegir desde donde salimos. Y a veces pienso que no todos pueden elegir hacia donde van. Era eso, no sé si haya podido lograr contar la historia de forma interesante. Para mí lo fue.

sábado, enero 03, 2009

Mekong

El Mekong es un río muy caudaloso que baja desde el himalaya, y atraviesa paises como Laos, Camboya y Vietnam para morir en un delta junto al mar de China. Por motivos políticos la selva y los humedales que se extienden por sus márgenes estaban prácticamente inexplorados y desde hace poco más de diez años la gente de ciencia comenzó a estudiar la fauna y flora que puebla su cuenca.
En ese escaso tiempo han encontrado un poco más de mil especies animales y vegetales desconocidas. Todo eso a no tantos kilómetros de sitios turísticos profusamente concurridos y también de, quizás el polo industrial más denso de nuestro planeta, el sudeste asiático.



Dentro de esas mil especies descubiertas destaco las que pude ver por ahí y que me llamaron la atención.

*Una rata de las rocas, creída extinta desde hace 11 millones de años.


* Un esparásido ( subespecie de araña ) que tiene unos 30 cm de diámetro considerando sus patas extendidas. Sin ser prejuicioso se ve aterradora.



* Un gusano rosado que tiene la característica de expeler cianuro para defenderse de los depredadores ( y de los fotógrafos molestos supongo).

* Un conejo rayado

Bueno elegí colgar esas fotos que fueron las que más me llamaron la atención. Afortunadamente se siguen descubriendo formas de vida. Lo triste es que donde pisa el hombre sigue la devastación. Afortunadamente los líderes mundiales están llegando a comprender la gravedad del asunto de la pérdida de diversidad y la desaparición de los bosques y la selva. En Estados Unidos avanza un proyecto que procura devolver miles de hectáreas de Everglades en detrimento de zonas cultivadas de caña de azúcar y en Brasil comienzan tomarse medidas más firmes en contra de la tala ilegal de árboles.

*
El pez gato, el mayor habitante del río Mekong, ya era viejo conocido en la zona. Llega a medir aproximadamente dos metros y medio de largo. Su población peligra porque es fuente de alimento en las grandes ciudades cercanas a la cuenca.


Este especímen tuvo gran suerte para su tamaño. Fue marcado por los científicos y devuelto al agua.


El de abajo terminó en la feria. No debiera ser el destino lógico de las especies en peligro de desaparecer.



*** **

Mi experiencia en selvas solo fue de paso, en el trayecto entre Cochabamba y Santa Cruz. Fue una imposible de olvidar. Por mi trabajo no me alejaba mucho de la ruta, pero una vez vi un caminito que se internaba en la espesura y me animé a entrar unos 20 metros.


Lo primero que me llamó la atención es ver escondida entre unos árboles, una gallina doméstica. Es que a unos treinta metros había una cabaña. De ahí la existencia del caminito. Es muy común que a lo largo de la ruta durante interminables trayectos haya un contínuo de casitas y de actividad humana. Una franja que no se aleja mucho de la ruta. El resto es selva vírgen. Lo que yo sentí al internarme entre los árboles fue inolvidable. Primero, hay un cambio de atmósfera evidente. De estar al sol, pasé a estar casi en penumbras. Gran parte de los rayos solares son atenuados por el follaje. El ambiente se torna muy húmedo. Lo hueles. Y la vida. La vida se manifesta por todas partes. La selva tiene en bolivia una voz muy nítida. Es un ave que se llama Oropéndola o Cacique. Es un pájaro muy social, que teje unos enormes nidos que cuelgan de las ramas de los árboles. Es común ver al borde del camino entre unos seis y doce nidos, todos agrupados en diferentes ramas del mismo árbol . Cada vez que bajaba de la camioneta, escuchaba el silbido característico de estas aves alertando al grupo de que estaba entrando un desconocido al barrio.


Las que yo ví eran como las de esta foto, pero nunca las pude fotografiar, siempre que escuchaba su señal de aviso, mientras tomaba la cámara el pájaro se lanzaba desde las ramas desde donde vigilaba, y pasaba planeando seguramente alejando la atención de la zona de nidos. Me parecían tener una aguda capacidad de observación y una mirada especialmente inteligente. Su canto me resuena aun. Es verdaderamente una voz en la selva y seguramente alerte también al resto de que hay intrusos. Los que hay en Bolivia tienen el pico más chato y fuerte que los de la foto, y de un color amarillo fuerte igual al de su cola.


Volviendo a mis 20 metros de experiencia adentro de la selva. Fue una sensación extraña, casi mística, que no puedo transmitir con facilidad. Pero me sentía un extraño y sobre todo percibido por la totalidad del sistema del entorno. Miré hacia abajo y vi, cuando no, unas hormigas y un ciempiés y las fotografié. Las hormigas eran bastante más grande que las que hay en Uruguay, tenían un color plomizo. Al ver al ciempiés me vino a la mente la palabra "veneno" y recordé que era mejor no estar allí, mi función no era esa y no estaba de paseo. Las hormigas eran grandes pero mucho menores que los tres cm. de longitud de la hormiga tucandera, la que pica como las avispas y te deja casi un día fuera de combate con fiebre y dolor de muelas.



A la tuncadera la pueden ver pulsando aquí , es parte de otra crónica que hice en aquel entonces cuando me topé con una durante un paseo, un día de descanso.

***** *

Hace unos minutos me preguntaba por que motivo relacioné la selva del Mekong con la amazonia boliviana. Más allá de lo evidente hay un elemento puntual. Entre las especies vegetales descubiertas en mekong hay una banana de color púrpura. Me hizo acordar al instante de las bananas rojas que se dan en Bolivia. Nunca las había visto, y mis compañeros de ruta me animaron a comprar algunas porque eran ricas. Nos detuvimos y fui donde la vendedora que estaba al borde de la ruta con unos enormes cachos. Fui con la mentalidad de feria de comprar un pequeño racimo de un par de kilos. La señora me miró asombrada diciéndome que las vendía por cachos. Cada uno de ellos tendría unas 100 bananas o más, por decir un número. La verdad es que a esa altura tenía antojo y pude negociar comprarle la mitad del cacho. No recuerdo cuando me salió pero eran baratísimas, quizás no más que unos tres dólares al cambio. Las subimos a la baca de la camioneta y anduvimos con ellas a cuestas durante más de una semana. Las ibamos comiendo de a poco. Luego en Montevideo las vi una vez en la verdulería de Tienda Inglesa. Seguramente no sabían como aquellas.

* ****

Felíz 2009 para todos.

Free counter and web stats